La casa del padre

Estereotipos y roles de género como espejo de la sociedad. Una familia en pasado y en presente. Tiempos de callar y transmitir valores de hombre al niño y de mujer a la niña. Tiempos de micromachismos y de maltrato psicológico.

“Ismael está bloqueado. Lleva dos años intentando escribir su próxima novela, pero no consigue producir más que borradores sin vida, y no llega a los plazos acordados con su editor. Se cuestiona todo lo que escribe, algo que no le había ocurrido nunca. Su situación se complica el día en que su madre tiene un accidente e Ismael se ve obligado a pasar todas las tardes con su padre para cuidar de él. Esas horas lo transportarán de golpe a un momento que quedó congelado en su infancia y que Ismael ha mantenido oculto hasta ahora entre sus recuerdos. Jasone es la primera lectora y correctora de los textos de su marido. Desde hace años vive dedicada a su familia, y aunque ella también escribía de joven, lo dejó. En este último año se ha quedado por las noches frente al ordenador, y a escondidas ha comenzado a crear de nuevo. Cada uno jugará con su secreto en medio de una marejada emocional en la que los silencios, como casi siempre, hablarán más que las propias palabras”.

Se narra desde el punto de vista de tres personajes enlazados en una misma familia, incluyendo muchos más personajes “principales” que hacen que todo tenga sentido en la intriga de la novela. Todos los personajes cuentan de primera mano la historia de todos los “valores” a los que han sido enseñados y que ven desde cerca las limitaciones que se han visto abocados por culpa de esas formas de pensar.

Con el deseo de escribir de fondo y con el pasado más presente, Karmele Jaio nos traslada a escenarios y ambientes donde todos nosotros nos podemos ver identificados y donde se siguen generando las diferencias visibles entre hombres y mujeres en las formas de transmitir ideas sexistas: la infancia, la universidad y el mundo laboral.

Personalmente se trata de una novela que siempre recomiendo a aquellas personas de mi mismo género y sexo, con fin de que puedan ver de primera mano lo que es tener conciencia y poder diferenciar desde la teoría del sistema sexo-género feminista. Así como para leer una historia tan verosímil como cotidiana que todos hemos o vamos a vivir, y que quema mucho saber que todo tiene un porqué y unas consecuencias.

También es debido que a lo largo de la carrera he tenido la suerte de estudiar diferentes casos de machismo en formato de anuncio publicitario o en campañas institucionales, por lo que he podido saber y diferenciar los conceptos de Estereotipos de género, como creencias sociales y culturales que se aplican a hombres y mujeres; y de Roles de género, aquellos comportamientos que ponen en práctica los estereotipos (Berganza & del Hoyo, 2006).

Una novela que me acompañó en el momento más negro y más cruel en el que fui sometido y perseguido, pero que, aunque sabía que algunos ejemplos iban a doler en la conciencia más profunda y dejarme en la estocada más dura, lo leí para poder identificar aquellos micromachismos latentes en la sociedad. Era una época en el que pude ver de primera mano que todos somos monstruos y más cuando me hicieron sentir como tal. También vi que el sexismo, los “valores” y los estereotipos también se quedan arraigados en la mujer, y que, por desgracia para la sociedad venidera, muchas también se convierten en monstruas a las que tener tanto miedo que te dejan a un toque de la propia locura contra uno mismo.

Dolió en el alma este libro. Dolió mucho después de todo lo pasado. Duele mucho más cuando uno se considera baluarte de intentar erradicar los roles, estereotipos y micromachismos en la pareja, haciendo y demostrando que ambos somos iguales y que tenemos que luchar por un mismo fin, y siendo, por desgracia, la primera persona que hace eso con Ella. Y me partió el alma cuando todo es olvidado y es vertido en un saco que te arrastra toda la vida y quien es metido el que menos merece. También pude sentir plasmado en unos padres un miedo que siempre he vivido estando o no en pareja, y es el atroz y agónico miedo que viven los seres queridos cuando ven en las noticias las manadas de cobardes y malnacidos que siguen asolando y dejando con miedo a ir solas a todas las chicas y mujeres.

Para leer más opiniones, siempre recomiendo la página web Quelibroleo, en la que lectores como tú y como yo, nos señalan sus opiniones más naturales y nos ofrecen una gran variedad de libros y autores que conocer. Asimismo, delectoralector, blog en el que se pueden ver opiniones, entrevistas, incluso una curiosa lista en formato de agenda por ciudades en la que se señala los encuentros con diversos autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: